Ventajas y beneficios que todos los viajeros de negocios deberían obtener

Un vuelo de 12 horas, unas pocas horas de sueño interrumpido y, luego, una serie de agotadoras jornadas de 14 horas con los equipos y los clientes de la compañía: bienvenido al mundo del híperviajero

 

Una mirada a la política de viajes

Según un estudio realizado por Airlines Reporting Corp y American Express Global Business Travel, el 15 % de los híperviajeros están prácticamente agotados por los viajes y 80 % de ellos afirmó que al momento de cambiar de empleo, la política de viajes de un posible nuevo empleador sería al menos tan importante como la paga y las responsabilidades. El estrés y la fatiga de estos “guerreros del camino” también afecta su lealtad hacia la compañía y su productividad. Para el 65 % de ellos, el hecho de que los empleadores acepten sus solicitudes de mejoras tendría un impacto “muy” o “extremadamente” positivo en su disposición para quedarse en la empresa. Según dicen, su productividad podría mejorar en un promedio que alcanza el 44 %.

El impacto del “desgaste del viajero” (traveler friction)

“Los viajeros de negocios proporcionan un vínculo esencial entre dos mundos diferentes: el corporativo y los equipos en el campo”, dice Didier Dumont, presidente de Movilidad y Gestión de Gastos en Sodexo Servicios de Beneficios e Incentivos. “Pero su tarea es física y mentalmente extenuante. Los días son largos, ya que siempre es necesario aprovechar el tiempo al máximo, así como la inversión de la compañía en el campo. Por eso, la política corporativa de viajes es realmente importante”, agrega. Además de las extensas horas de trabajo, hay otros aspectos del desgaste del viajero (o traveler friction)que agotan a la gente, como la reserva de viajes, la emisión de billetes, sin olvidar la arrugada pila de recibos de gastos que se acumulan.

La flexibilidad: ¿la cura para el agotamiento del viaje?

Si bien no hay una solución única para tantos desafíos, siempre hay maneras de mejorar la Calidad de Vida del híperviajero. Para retener el talento, las compañías deberían considerar la posibilidad de modificar su política de viajes y su cultura para evitar que los “guerreros del camino” se agoten y quieran cambiar de trabajo. Por ejemplo, proponer un trabajo flexible entre viajes de negocios es una manera popular, para los empleadores, de compensar a los colaboradores por haberse convertido en híperviajeros. Según un estudio, casi el 70 % de los líderes de RRHH utilizan programas de flexibilidad en el lugar de trabajo como una herramienta de reclutamiento y retención y el 87 % de ellos cree que estos programas generan satisfacción entre los colaboradores. Revisar las políticas de la empresa para que los proveedores de servicios de viajes ofrezcan prestaciones de mayor calidad a los híperviajeros es otra opción. Un estudio reciente indica que, a la hora de seleccionar un proveedor, la mayoría de los compradores de viajes corporativos se inclina más por “el precio más bajo negociable” que por la calidad del servicio. Algunas alternativas incluyen un enfoque más holístico y proveen programas de bienestar o servicios de conserjería para ayudar a aliviar la presión sobre los ejecutivos.

Comments are closed.